Que ver en Londres - Barrio del Temple

Día 5, 5 de enero - Barrio del Temple y Fin de viaje

En nuestro último día en Londres no íbamos a tener sol, pero la lluvia nos iba a respetar.

Una vez hecho el "Check out" en el hotel y habiendo dejado las maletas, llego la hora de salir a dar una vuelta para aprovechar hasta la hora de comer que es cuando nos iríamos para el aeropuerto.

El día de hoy lo utilizaríamos para conocer el Barrio del Temple y para realizar las últimas compras.

El Barrio del Temple está situado entre la orilla del Támesis y la calle Fleet Street. Para llegar cogeremos la District o la Circle y pararemos en la parada Temple, que nos dejará junto al Támesis.

El principal monumento a visitar en el barrio es la Iglesia del Temple, construida a finales del siglo XII por los Caballeros Templarios para utilizarla como su sede en Londres. El acceso a la iglesia es algo complicado, para orientarnos deberemos una vez en Fleet Street, al pasar el edificio de los Tribunales de Justicia (Law Court), en el lado derecho encontraremos un pasadizo, bajando por la estrecha calle, llegaremos a la plaza donde se encuentra la Iglesia del Temple.

Bueno, os queda claro??? Pues realmente da igual, nosotros nos "perdimos", pero llegamos, porque otra de las cosas chulas que tiene esta zona es meterte entre sus múltiples callejuelas de elegantes edificios.


Bueno, pero al final, llegamos, y encontramos la plaza donde se encuentra la famosa Iglesia del Temple.


La Iglesia del Temple, se hizo famosa, y aquí es donde despierta nuestro "punto friki", a raíz de su aparición en el libro de Dan Brown, El Código Da Vinci. Bueno que me voy por las ramas....

La iglesia dispone de una nave circular típica de las iglesias templarias. Se hacía de esta manera para que se asemejará a la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén. Posteriormente se añadió el presbiterio de forma rectangular. Es una de las cinco iglesias redondas que quedan en Inglaterra.

La iglesia por dentro es bastante austera, pero tiene algo que la hace destacar por encima de otras, se trata de las efigies que encontramos en el suelo.

Aunque se pueda pensar que se tratan de tumbas, en realidad son efigies de los caballeros templarios preparados para la batalla de manera simbólica. Tenemos nueve efigies de caballeros de piedra.



La visita a la iglesia es dificil debido a que los horarios de visita se encuentran condicionados por la gran cantidad de actos que se realizan en ella, por eso lo mejor es visitar su página web y comprobar los días y los horarios en los que se puede visitar: www.templechurch.com. Por cierto, esta visita es de pago, pero creo que merece la pena.

Para finalizar nuestra visita a Londres nos fuimos a Covent Garden a realizar algunas compras.

Por último cogimos un tren de la compañia Southern desde Victoria Station dirección Aeropuerto de Gatwick, desde donde volvimos a Alicante.

BONUS:
Como cuando viajas con tanta gente, a veces es dificil no despistarse, pues nos despistamos, o me despisté, que algo de culpa tengo....

Llegamos a Victoria Station, y como teníamos nuestros billetes de vuelta ya sacados puesto que sale más rentable, pero de esto ya hablaré otro día, pues nada allá que nos vamos en busca del próximo tren dirección Gatwick.

Nos ponemos a mirar las pantallas y vemos que el próximo sale del anden 6 (por decir algo), a las XX horas y XX minutos. Así que, como queríamos comer en el aeropuerto, nos vamos corriendo para no perderlo. Llegamos al torno, y al revisor/mirador de billetes, le preguntamos por el tren de Gatwick, y nos dice, !YES, PLATFORM 6, HURRY UP!

El tema es que pensamos si aún quedan X minutos, pero bueno, al ir toda la "troupe" pues allá que vamos y nos subimos para no quedarnos sin sitios en el tren que hay en el PLATFORM 6, arranca el tren y para adelante.....

Pero, yo que no me fío ni del que inventó los trenes, y veo que la hora de salida no me cuadra, pues una vez en marcha le pregunto a la amable revisora y... SORPRESA!!! nos hemos equivocado, ese tren no para en Gatwick, aunque si va en la misma dirección, así que nos toca pararnos en la siguiente estación y coger el siguiente tren, que es el que teníamos que haber cogido.

Así que MORALEJA: Pregunta las veces que tengas que preguntar, asegúrate de que el tren es el correcto antes de subirte y la más importante VES CON TIEMPO DE SOBRA, mi mujer siempre dice que soy un exagerado!!!

Espero que os haya gustado nuestro viaje a Londres, aquí os dejo todas las etapas del viaje:

Victor Rodrigo Soria

2 comentarios:

  1. Menos mal que al menos el tren iba en la misma dirección xDDD cosas que pasan por la prisas y los nervios jaja

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, las prisas es lo que tienen, en fin, pero todo salió bien.

    Gracias por comentar, Verónica

    Salu2

    ResponderEliminar