Que ver en Londres - Cambio de Guardia, Abadía Westminster, Harrods

Día 2, 2 de enero - Cambio de Guardia, Abadía Westminster, Big Ben, Harrods y Picadilly


La mañana del 2 de enero amaneció soleada en Londres, cosa rara para las fechas que son. El día lo comenzamos dirigiéndonos a ver el famoso cambio de guardia de Buckingham Palace. Para ello fuimos en metro hasta la parada de Green Park.


GreenPark, como su nombre indica además de ser una parada de metro es un bonito parque junto a Buckingham Palace, a unos 500 metros.  Es uno de los parques reales de Londres. Se trata de un parque bastante tranquilo por el que se puede dar un bonito paseo antes de ver el cambio de guardia.


El cambio de guardia se realiza en la entrada principal del Palacio de Buckingham  a las 11`30 horas, en los meses de mayo hasta julio se realiza diariamente, y en el resto de meses es conveniente comprobar que días se realiza en cada mes, la información la podéis aquí.


Como os comentaba antes, se realiza en la entrada del Palacio de Buckingham, y acude mucha gente, por lo que es conveniente no llegar muy tarde para intentar coger un buen sitio para verlo bien. Además como consejo personal os diré que no os coloquéis en la rotonda que hay enfrente de la puerta del palacio, ya que si lo hacéis pecaréis de pardillos y no podréis salir de allí hasta que acabe el cambio de guardia completo, como nos pasó a nosotros. Y decir que la ceremonia en sí pues para un rato está bien, pero desde nuestro punto de vista es demasiado larga y se hace algo pesada, y más si como en nuestro caso vas con niños, que encima no lo pueden ver bien por la cantidad de gente.

En cuanto al Palacio de Buckingham comentar que es la residencia oficial de la Familia Británica, actualmente de la Reina Isabel II. Solo se permiten las visitas durante las meses de agosto y septiembre, así que nosotros pues no lo pudimos visitar.

Desde aquí nos dirigimos hacía la Abadía de Westminster dando un paseo de unos 10 minutos, nuestra intención era entrar a verla, pero cuando llegamos había una cola impresionante, con lo que decidimos no entrar.

La Abadía de Westminster construida en estilo románico se utiliza como sede de las coronaciones reales, y en ella encontramos las tumbas de monarcas y de personajes históricos británicos. Se trata del templo más famoso de Londres. Los lugares más destacados de la abadía son, la Capilla Lady Chapel, El Rincón de los Poetas donde se encuentran las tumbas de Charles Dickens y William Shakespeare, entre otros. También intresantes son el Trono de San Eduardo, los Claustros, la Sala Capitular y el Collage Garden, que es el parque más antiguo de Inglaterra.


El precio de la entrada es elevado, pero es uno de los monumentos que se deben visitar en Londres. En nuestro caso, las largas colas y el ir con los niños nos hizo desistir de la visita, así que tendremos que VOLVER A LONDRES.

Junto a la Abadía encontramos el Palacio de Westminster, también conocido como Casas del Parlamento ya que alberga las dos cámaras del Parlamento Británico. Una de los elementos más conocidos y vistosos del parlamento es la torre conocida como Big Ben, que se ha convertido en uno de los símbolos de Londres, aunque el Big Ben es la enorme campana que se encuentra en el interior de la torre. Podéis conocer más datos curiosos sobre el Big Ben, aquí.

El reloj de la torre tiene 7 metros de diámetro y comenzó a funcionar en 1859. Se ha convertido en un símbolo nacional, se trata uno de los relojes más fiables que existen, incluso llegó a sobrevivir los bombardeos de la segunda guerra mundial.

Otros interesantes que teníamos muy cerca era el famoso London Eye, la gran noria de 135 metros que se inauguró en el año 2000, conocida también como la Noria del Milenio.
Se ha convertido en uno de los iconos emblemáticos de la ciudad. Ofrece unas vistas panorámicas impresionantes de la ciudad.

Después de dar una vuelta por la zona y hacernos las pertinentes fotos, fuimos a ver si podíamos comer en una típica taberna inglesa, intentamos comer en The Red Lion que está muy cerca del parlamento, además que hablan muy bien de ella, el sitio es precioso, pero…. en Londres ir a las 1,30-2 de la tarde a comer a veces es complicado ya que los sitios suelen estar llenos, y es una pena porque el lugar lo merecía, así que OTRA VEZ SERÁ, y ya llevamos 2.

Lo que hicimos fue dirigirnos hacia Trafalgar Square y probar suerte en los sitios que íbamos encontrando y de los que teníamos referencias, pero a veces comer 12 personas juntas es bastante complicado, así que fuimos buscando hasta que encontramos una taberna, no tan auténtica como Red Lion`s pero en la que no comimos mal.

Después de comer, y como el día presentaba la temática de LUGARES SIMBÓLICOS de Londres, nos fuimos dirección a Harrods. La estación de metro más cercana es Knightsbridge. Se trata del centro comercial más famoso de la ciudad y uno de los más conocidos y visitados del mundo. Su origen se debe a la apertura de una pequeña tienda de comida en el año 1834 por Charles Henry Harrod. Actualmente el dueño es Mohamed Al Fayed, y se trata de uno de los centros comerciales más lujosos del mundo, y además sus precios son bastantes elevados. Como curiosidad hay que señalar que la primera escalera mecánica del mundo se instaló en Harrods en 1898.

Por la tarde, y para dar algo de descanso a los nanos, decidimos ir a Winter Wonderland en Hyde Park. Se trata del mercadillo de navidad más importante de la ciudad, y se celebra en una parte del parque cercana a la Hyde Park Corner. Además de poder encontrar puestos de regalos, artículos de navidad, artesanos, etc, encontramos comidas para llevar y lo más importante, atracciones de feria para que los niños puedan disfrutar un rato, incluso hay una pista de patinaje y un circo. Nosotros nos dedicamos a dar una vuelta y a montar a los niños en alguna de las atracciones.


Para terminar con las visitas del día, decidimos ir a dar un paseo por la zona comercial de Picadilly Circus y Regent Street. Entramos en algunas tiendas, paseamos y compramos alguna tontería, nada destacable, lo que se suele comprar en Londres, juguetes, dulces, un Lotus deportivo, etc...



Por último y después del día que habíamos llevado, decidimos volvernos a cenar en la zona de Earl`s Court cerca del hotel.


Victor Rodrigo Soria

1 comentario:

  1. Yo quiero ir para ver Winterland G_G !!!

    Y bueno...en general quiero volver jajaja porque me encantó.
    buen consejo el del cambio de guardia!!

    ResponderEliminar