Que ver en Bratislava

Día 7, 18 de julio - Bratislava

Desde Budapest nos hemos dirigido a Bratislava, capital de Eslovaquia. Esta ciudad tuvo gran importancia en los siglos XVI al XVIII, ya que fue capital de Hungría. Posteriormente formó país con la Republica Checa hasta la escisión de Checoslovaquia en 1993.


Es una ciudad pequeña, con un casco antiguo reducido todo peatonal y con edificios muy bien cuidados.

Empezamos nuestra visita bajando por la calle de nuestro hotel y una de las más importantes del centro, la calle Michalanska, fuimos bajando para en una perpendicular, encontrar el Beer`s Palace donde comimos de maravilla.



Después de comer empezó a caer agua a cantaros así que nos tocó volver al hotel por paraguas para dirigirnos a visitar lo que más lejano queda del centro, la Iglesia Azul, que a Gala le maravilló, los que la conocéis y sabéis de su obsesión por azul os podéis hacer una idea.


Desde ahí volvimos al centro, pasando por el Ayuntamiento y la plaza principal.


Después nos dirigimos hacia la Iglesia de Matías y la antigua muralla de la ciudad, donde cruzamos para poder subir a ver el castillo, desde el que se tienen unas bonitas vistas del Danubio y de la ciudad. De castillo ya le queda poco, ha sido restaurado y se utiliza para eventos culturales.



Si hay algo curioso en la ciudad son las numerosas estatuas que hay en la ciudad. Podemos encontrar a Napoleón:


Al obrero que sale de la alcantarilla o Ruberneck:

Una de las estatuas más entrañable es la de un vagabundo amable y caballeroso del siglo XX que nunca descuidó su aspecto y vestía con frac y sombrero de copa.

Por la noche después de cenar dimos una vuelta para ver la ciudad iluminada.

En fin una ciudad pequeñita con un casco antiguo muy bonito, y que podría visitarse en un día desde Viena ya que se encuentra a solo 60 km.

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

Victor Rodrigo Soria

No hay comentarios:

Publicar un comentario