Que ver en Kyoto

Día 10, Kyoto, de nuevo

Después de 3 años, volvemos a Kyoto, la ciudad que más nos gustó en nuestro primer viaje, y por la que sentimos predilección.

Hemos llegado a medio día, y fuimos a comer, mientras hacíamos tiempo para subir a la habitación, ya que en Japón el check-in se hace a partir de las 3, pero esta vez podíamos hacerlo a partir de las 2.

Después de refrescarnos un poco, hemos ido a ver, de nuevo, el templo Kiyomizudera, o “Templo del agua pura”. Se trata de un templo budista famoso porque en su sala principal hay una gran terraza que apoya sobre cientos de columnas de madera que no llevan ni un solo clavo.



Debajo se encuentra el manantial Otowa-no-taki, cuya agua sagrada según parece tiene propiedades terapéuticas. Hay una fuente con tres caños los cuales según la tradición son para: la longevidad, el dinero y los estudios. Como podéis imaginaros hemos bebido de los tres, y las niñas han repetido, primero con papa y luego con mama.


En la entrada del templo suele haber algún monje pidiendo, lo que no sé si es el mismo de hace tres años....

Una vez visto el templo y bajando por la ladera de la montaña, hemos paseado por dos calles que conservan casas tradicionales transformadas en tiendas o restaurantes, son Sannen-zaka y Ninen-zaka.

Desde aquí nos hemos dejado llevar por las calles de que van bajando hacia el barrio de Gion paseando y disfrutando de esta preciosa ciudad, para acabar el templo Yasaka. Y desde aquí dirigirnos hacia la calle de las geishas, para ver si teníamos suerte, pero.... nada de nada, otro día será.


Por último hemos vuelto a la zona de la estación donde se encuentra nuestro hotel para cenar, y nos hemos echado una foto debajo de la Torre de Kyoto.


Para más información podéis ver lo que vimos en nuestro anterior viaje:
Día 1 - Jet Lag en Kyoto
Día 2 – Visita por la zona noroeste de Kyoto y el barrio Gion
Día 6 – Festival del Gion Matsuri – Visita a los templos Ginkakuji y Nanzen-ji




Victor Rodrigo Soria

2 comentarios:

  1. Todavia esta ahí el pedigüeño del Kiyomizudera, que resistencia tiene el tío. Mañana habrá mas suerte con las Geishas, aunque nosotros no pudimos verlas. Bueno a mi ya me queda poco para volar hacia mi próximo destino, tenemos muchas ganas. Pasarlo muy bien por Kioto y no te olvides de mi sésamo. Ya ves que soy pesaico.

    Esther y Juanan

    ResponderEliminar
  2. Kyoto es realmente preciosa ^_^

    ResponderEliminar