Que ver en Munich - Nymphenburg y English Garten

Día 2 - Seguimos en Munich

Hoy nos hemos levantado con un sol radiante y hemos tomado un buen desayuno para coger fuerzas.

A continuación nos hemos dirigido a ver el palacio Schloss Nymphenburg, que se encuentra a unos 5 km. del centro y sirvió de residencia de verano a la realeza de Baviera. Para llegar hemos cogido el tranvía nº 17 en la estación y hemos bajado en la parada Schloss Nymphenburg.

Como la gran mayoría de monumentos que hemos visitado en Munich, hay una parte que están restaurando, la verdad es que nos ha sorprendido la gran cantidad de monumentos que se encuentran en restauración, en está ciudad. De todos modos la zona que están restaurando está cubierta por telas con imágenes  del edificio.

El palacio es muy señorial, y dentro encontramos el museo de carruajes, el museo de porcelana, los establos, una plantación de naranjos y una magnífico jardín de estilo italiano. Nosotros hemos dado un buen paseo, y hemos vuelto al centro a comer.


Después de comer hemos ido al mayor parque de la ciudad, el English Garten o Jardín Inglés, y nos hemos dado cuenta de que a los alemanes, por lo menos de esta zona del país, le gusta el aprovechar el sol y divertirse. El parque estaba de lleno de gente tomando el sol sobre la hierba y bañándose en los ríos que cruzan el parque.

Paseando por este inmenso parque de 3,7 kilómetros cuadrados, nos hemos encontrado con un jardín japonés, los monopteros, unos templetes de estilo griego, e incluso una torre china, Chinesischer Turm, de 25 metros de alto y que imita a una pagoda china.


Quizás lo más llamativo del parque y por lo que hace que sea conocido en todo el mundo, es por ofrecer la posibilidad de surfear en la boca de la entrada del canal artificial que atraviesa el parque, donde se crea una ola estática debido al mecanismo que bombea el agua.

La gran cantidad de chavales que habían haciendo cola para lanzarse sobre la ola intentaban hacer las delicias de la gran cantidad de gente que estábamos allí congregados para verlos sobre la tabla. Hay que decir que está expresamente prohibido hacer surf aquí, pero parece que las autoridades hacen la vista gorda con está práctica.




Cruzando el parque hemos llegado hasta Odeonsplatz donde nos hemos encontrado con la iglesia Theatinerkirche, con una cúpula de 71 metros y fachada rococó.

Hemos vuelto hacia el centro pasando por la Residenz la cual se encuentra en restauración, para llegar a la plaza del ayuntamiento y ver de nuevo el carillón del reloj del ayuntamiento, y a continuación subir a la torre del ayuntamiento para ver las vistas.


Mañana nos vamos a Salzburgo, la tierra de Mozart.

Victor Rodrigo Soria

3 comentarios:

  1. Aprovechar ese solecito tan bueno que por esas tierras nunca se sabe cuando te cambia el tiempo.
    Cuanto tiempo sin ver a mis sobrinitas ya vemos que estáis bien y disfrutando.Un beso para los cuatro.

    ResponderEliminar
  2. L@s Moyan@sagosto 15, 2011

    Qué guapas están mis chicas en todas las fotos (es que al chico no lo vemos), qué envidia me dais, el año que viene me da = el destino, me apunto, ya estoy ahorrando, hasta el taxista ha claudicado y me ha dicho hoy que sí, que teníamos que habernos ido con vosotros, ¡a buenas horas...!!, el año que viene no me pasa. Un besazo y seguir disfrutando todo lo que podais.

    ResponderEliminar
  3. A los australianitos, perdonar que no podamos escribir en vuestro blog, pero es que no nos da tiempo con las dos fieras, que por cierto quiere veros a vosotros y a su "primito"....

    Moyanaaaaaaaaaaaaaa, a tiempo estais de reengacharos, busca un vuelo para Berlin o para Amsterdam y nos vemos por esas tierras.

    Besos a todos

    ResponderEliminar